Limpiarse la cara, darse un baño de inmersión con sales, exfoliarse, ponerse cremas, contratar una sesión de masajes, manicuría o pedicuría de vez en cuando son mimos que hacen bien al cuerpo y al alma y por ende, hacen que los demás nos vean bien también...

En esta sección compartimos con ustedes tips de Belleza, salud y muchos más...



Más cuidados para nuestra piel...

Retomemos el tema de la piel... sobre todo ahora que ya pasó el verano!
Durante los meses de calor, mantengo una relación amistosa con el sol. Ni soy extremista como para protegerme siempre bajo la sombra ni disfruto de exponerme en los horarios peligrosos. Con todos los avances y estudios que se han hecho sobre este tema, no podemos negar que tomar sol en las horas pico constituye un riesgo altísimo para nuestra salud e ignorarlo es una actitud muy poco prudente, por más bellas que nos podamos sentir bronceadas. Si bien hay distintos fototipos que indican el tipo de piel y cómo ésta reacciona al sol, el cáncer de piel, las manchas permanentes y el envejecimiento prematuro son peligros reales para todos.
En contraposición, cada vez son más importantes las investigaciones sobre los beneficios de la vitamina D, también conocida como la “vitamina solar“: una prohormona que fortalece el sistema inmune, previene el cáncer de mama, disminuye el riesgo de diabetes, protege los huesos, y eso es sólo el principio. Más y más científicos y dermatólogos están empezando a aconsejar pequeños baños de sol de entre 10 y 15 minutos, algunas veces por semana, siempre con protección solar y en los horarios seguros para activar la absorción de vitamina D. Durante el año, con una caminata corta nos basta. Y en las vacaciones de verano, la combinación perfecta es tomar un poco de sol por la mañana o por la tarde, antes de las 12 hrs. y después de las 17 hrs., siempre con protección solar y complementar la tonalidad deseada con autobronceantes. Hay tantas marcas y variedades que hay que dejarse tentar hasta encontrar el que más nos guste. Pero jamás, nunca, le digan que sí a la cama solar, pues produce un daño que se acumula en el tiempo y es irreversible.
Así y todo, debo decirles que una piel tersa y luminosa no se logra únicamente a través de las emulsiones o los tratamientos dermatológicos. La alimentación es sumamente importante. Como veíamos en los posts anteriores, el cigarrillo, el alcohol y la sal conspiran contra la salud de la piel y por eso es fundamental suprimirlos de nuestra vida.
Como prueba de esta esencial conexión con la alimentación, existe una dieta, conocida como el "Régimen del Salmón" que, por ser rica en Omega 3 y 6, si se la practica estrictamente y sólo por tres días, es capaz de hacer que nuestra piel se vea totalmente renovada e iluminada. El guru de esta teoría es el doctor Nicolas Perricone.
Hay que aclarar que hidratación no es lo mismo que humectación. La hidratación viene desde adentro y tiene que ver con el agua que aporta la sangre a la piel junto con el oxígeno y los nutrientes. Por eso es importantísimo beber mucha agua sin contaminantes, ni tóxicos, ni sodio (la temida sal, recuerdan?). El agua ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo, evita la deshidratación que conlleva la pérdida de minerales esenciales para el organismo y actúa como medio de transporte de nutrientes. La humectación, en cambio, es la humedad que la piel toma desde afuera, a través de los productos y preparados que usemos. Las cremas fijan el agua a la piel, le dan elasticidad y evitan una excesiva evaporación. Nuestra apariencia exterior será resultado entonces del correcto equilibrio que logremos entre hidratación y humectación.
Si uno es disciplinado, constante, y comienza a consciencia a cuidarse desde joven, se evitan las cirugías o tratamientos carísimos. Así que hay que vivirlo como una inversión a futuro. Recurrir al quirófano para reparar tardíamente lo que fuimos incapaces de prevenir, luego de años de hacer estragos, está dejando de ser una práctica de moda. Además tampoco se puede pretender que los cirujanos sean magos, por más que nos convenzan de lo buenos que son. Barney Kenet, un dermatólogo neoyorkino, me dijo una vez que "las cirugías sólo sirven para cambiar las arrugas de lugar." Un buen lifting es aquel que pasa desapercibido, que no modifica nuestras facciones sino que hace que nuestro rostro se vea rejuvenecido, descansado, renovado. Las nuevas tendencias promueven técnicas más modernas y menos invasivas, y sin entrar al quirófano, como el botox, el láser fraccionado y el LED. Pero reitero, por más cara y moderna que sea la práctica, nada tendrá resultados si no se la complementa con una buena alimentación, con actividad física diaria y un profundo conocimiento de sí.

7 comentarios:

  1. FELIZ CUMPLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Que los cumplas feliz¡¡¡¡¡ Toda la mejor onda para vos¡¡¡ Gra

    ResponderEliminar
  3. FELIZ CUMPLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! QUE SEAS MUY FELIZ Y SIGAS SIEMPRE TAN GLAMOROSA COMO DESDE HACE AÑOS¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Feliz cumpleaños desde el Uruguay!
    Me sumo a los deseos de arnaldo y gracias por compartir tus conocimientos con tus lectores

    Saludos

    A.I.B

    ResponderEliminar
  5. Feliz cumpleaños Pat!!
    Cariños.
    Lucía.

    ResponderEliminar
  6. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  7. como hago para ver los consejos de las semanas anteriores.gracias

    ResponderEliminar